5 puntos a tomar en cuenta en la arquitectura biofílica.


El diseño o arquitectura biofílica esta al alza, cada vez hay más demanda para esta tendencia que llegó para quedarse. 

Ver naturaleza en propuestas arquitectónicas es más frecuente y no llega a ser extraño pues biofília significa “amor a la vida”, en donde la cercanía y contacto con la naturaleza es esencial para que los seres humanos tengamos pleno bienestar. 

Esta conexión, que se genera en la arquitectura biofílica, es fuente inmediata de energía y positivismo, factor sin duda importante dado que el hombre pasa alrededor del 90% de su tiempo dentro de espacios cerrados. 

Este movimiento no es nuevo, pero ha cobrado más fuerza en los últimos tiempos, el poder tener elementos de la naturaleza fundidos en el paisaje interior, no implica solamente vegetación, muchos han optado por fuentes de agua, espacios abiertos para tener corrientes naturales de aire, piedras y madera estructurales, son también ejemplo que sirven para incentivar nuestros sentidos y acercarnos al exterior desde nuestras casas, oficinas y espacios públicos. 

Estos son algunos aspectos que podemos considerar para que nuestro diseño sea un éxito: 

  1. Conexión Visual con la naturaleza teniéndola presente en nuestro escenario, por medio de vegetación interna, jardines verticales o incluso árboles como recurso decorativo. 
  2. La sensación térmica y el flujo de aire que nos pueden dar los espacios abiertos o grandes ventanales. 
  3. La presencia de agua por medio de circuitos, fuentes o cascadas que nos relaja y da paz. 
  4. La luz dinámica y difusa con juegos de luz natural para que acompañen nuestro día a día sin recurrir a la electricidad todo el tiempo. 
  5. Conexión con los sistemas naturales que nos acercan más a nuestras raíces. 

Conjugar elementos para disfrutarlos plenamente.

La idea de tener elementos naturales en los espacios en donde nos desenvolvemos es atractiva, sin embargo, no es un trabajo fácil. Debe haber de por medio un minucioso análisis de materiales, diseño y funcionalidad. 

Equipos especializados, como Guerrero y Cornejo Arquitectos, estudian las necesidades y personalidad de cada uno de sus clientes antes de hacer una propuesta totalmente personalizada y armónica que cumpla, no solo con las expectativas de los clientes, sino además con los parámetros de seguridad, ingeniería y construcción necesarios.  

Por más tentador que sea tener un jardín interno, cascadas en espacios cerrados o luz natural en grandes espacios, es indispensable entender a cada elemento y cuál es la mejor convivencia entre ellos, además de lograr un diseño que no sea caduco en el tiempo y que tampoco llegue a cansar. 

La arquitectura biofílica despierta nuestros sentidos, nos aterriza y recuerda de donde venimos y nos da una sensación de paz constante, con la nueva normalidad que nos obliga a estar en casa más tiempo, que mejor que hacerlo y disfrutar de cada uno de nuestros espacios.